Adobe FlashLa noticia de que Google indexa contenido Flash fue anunciada en el blog oficial del buscador y se extendió rápidamente. Me parece una de las novedades más importantes de Google en los últimos tiempos ¿Por qué?

Hasta el momento los detractores de Flash se justificaban diciendo que es una pésima opción para el marketing online. Razón no les falta: Los sitos web creados con Flash eran prácticamente invisibles. Muchos desarrolladores creaban una versión HTML de su web pensando más en Google que en el escaso 0,1% que no tiene instalado el plugin en su navegador.

¿Qué va a pasar ahora? ¿Vendrá una invasión de sitios desarrollados en Flash ahora que los departamentos de SEO no podrán poner objeciones? ¿Empezará el SEO gráfico como sugiere Mariano en Denken Über? Creo que es un buen momento para reflexionar sobre esta tecnología y su futuro dentro del diseño web.

Aunque no soy un experto en Flash ni mucho menos, creo compartir con la mayoría de ellos la fascinación que produce esta herramienta: otorga un control total al diseñador. En la prehistoria del diseño web -cuando la paleta de colores era rídiculamente limitada, CSS estaba en pañales y AJAX solo era una marca que aparecía en algunos dibujos de Disney- Flash ofrecía la posibilidad de ajustar detalles a un nivel de precisión incomparable. Sin hablar del crear animaciones interactivas sin necesidad de ser un prodigio en la programación.

Flash permite crear ambientes donde la inmersión del usuario es total. Desde cambiar su capacidad para animar fácilmente cualquier elementos en pantalla, manejar varias capas sonoras o crear interfaces sofisticadas hasta verdaderas genialidades como la web de la película de los Simpson. Un buen sito en Flash ofrece experiencias de alto impacto, deslumbra visualmente y permite crear un entorno interactivos que nos hacen salir de la navegación rutinaria.

Pero también hay un costado menos amable: las interminables pantallas de bienvenida, las cargas lentísimas porque la arquitectura de los contenidos no está optimizada o el abuso hasta el cansancio de los mismo efectos que de tanto repetirse pierden gracia y terminan molestando.

Pero no todo es interactividad y animaciones. En este último tiempo el avance de Flash está basado en su codec de video que increíblemente logró desplazar con rapidez a pesos pesados como Quick Time, Real Player o Windows Media. Desde el éxito de You Tube Flash es prácticamente el estándar para los sitios videos online. La razones de su éxito son sencillas: tiene un streaming excelente, es sencillo de usar y hay una enorme base de usuarios que ya tienen el plugin y no necesitan ningún agregado extra en su navegador.

La indexación del contenido en Flash por parte de Google es enorme avance. Aunque no es perfecta -falla cuando se carga contenido desde Javascript o un XML externo- va permitir que muchos contenidos que ocultos en los mundos propios de webs desarrolladas 100% con Flash sean más accesibles.

El paso siguiente es avanzar en la capacidad para integrarse con el resto del contenido en Internet. Navegar no es solo una experiencia estética (que puede resultar muy placentera en Flash), es -fundamentalmente- conectar nodos de información específica. Lamentablemente, hoy no es posible crear fácilmente un link a una sección específica de una animación Flash.

Veamos un ejemplo:

La Fundación Eroski tiene una excelente infografía sobre el mate. En especial, me gusta mucho la última parte donde enumera las propiedadesde la yerba. Sin embargo, no puedo crear un enlace profundo; tengo que colocar el vínculo a la página que contiene la animación, y después decirte que hagas clic en el número 6 que es donde viene la información que me interesa.

Mejorar esto equivale a dotar a cada secuencia o escena en Flash de una URL específica. Un reto interesante para desarrolladores y programadores.

Pin It on Pinterest

Share This