El uso de tipografías en la web ha crecido mucho a partir de las posibilidades que brindan CSS3 y HTML5 para salirnos de las fuentes por defecto que incluyen los diferentes sistemas operativos. Sin embargo, mientras el repertorio tipográfico era acotado no había muchas posibilidades de error a la hora de combinar distintos tipos. Hoy, las posibilidades de crear mezclas de estética dudosa es una realidad.

standbuy

¿Cómo elegir una buena combinación de tipografías? Carrie Cousins ha escrito un interesante artículo donde da varias pistas. 

  • Buscar familias tipográficas que sean lo suficientemente diferentes como para distinguirse pero, a la vez, que no tan disímiles como para transmitir sensaciones contradictorias.  Además, hay que mantener el número de tipografías a combinar tan bajo como sea posible. En general, no más de 2 o 3 familias por cada sitio web.
  • Contrastar el uso de las tipografías. Además de la familia, variar el tamaño y el color para que la diferencia sea realmente apreciable y se produzca el contraste deseado. Lo más habitual es distinguir entre la tipografía para títulos y para textos de corrido.
  • No hay que olvidar que le principio central que guía el uso de tipografías es garantizar la legibilidad. Si utilizamos alguna tipografía más compleja o difícil de interpretar, debe ser usado para frases cortas y palabras no muy extensas.
  • Considerar el eje x, es decir, la distancia que hay entre el extremo inferior y el superior de la letra x. Al utilizar familias tipografías donde el alto de la x sea similar crea una sensación de harmonía y balance.
  • Las tipografías con características similares tienden a combinar mejor entre sí. Aquellas que tienen un ancho y grosor promedio, se combinan sin demasiados problemas. En cambio, aquellas tipografías con trazos muy gordos no se integran bien con las de trazos muy delgado (y viceversa).
  • Hay tipografías más bien neutrales y otras que expresan sensaciones muy concretas. De su correcta elección depende el estilo que imprimirán al proyecto. Los tipos neutrales se pueden combinar con otros más definidos para darle más personalidad a un trabajo. Pero si se usan varias familias tipográficas estas deben expresar sensaciones similares. 

Si este pequeño resumen te pareció interesante quizás deberías leer el texto completo donde se desarrollan más estas ideas:  Mixing Typefaces: Tips and Techniques

Comentarios

comentarios

Pin It on Pinterest

Share This