Los diseñadores web solemos recurrir a trucos de todo tipo para mostrar una dirección de correo electrónico y evitar el spam. Escribir directamente mi@correo.com es una invitación a recibir correo basura de por vida así que hay que ponérselo difícil a los robots que revisan la web buscando direcciones de email.

¿Cómo? Ofsucando la dirección de correo, es decir, haciendo que el usuario vea en pantalla una dirección normal pero dificultando su lectura en el código fuente de la página.
En el sitio Superuser.com publican un análisis con las diferentes formas de ofuscar un email y su eficacia y hay algo que salta a la vista: cualquier método, por más elemental que sea, funciona.

Los diferentes métodos presentados por orden de eficacia son los siguientes

1. CSS Codedirection

Con este método se recibieron 0 MB de spam. Parte de un prinicipio muy simple: escribir la dirección al revés y luego invertirla utilizando CSS.

moc.oerroc@im

2. CSS display:none

Otra técnica que arroja 0 MB de spam basada en CSS. En este caso el código fuente muestra una dirección que tiene una parte falsa, la cual se oculta con CSS.

imfalsocorreo@ moc.oerroc

3. ROT13

Nuevamente una técnica muy efectiva aunque solo apta para nerds o geeks. Consiste en reemplazar en tomar el alfabeto de 26 caracteres, dividirlo por la mitad e intercambiar las posiciones. Más información en la entrada ROT13 de WikiPedia.

zv@pbeeb.pbz

4. Usar AT / ARROBA y DOT / PUNTO

Se consigue bajar mucho el spam –apenas 0.084MB- con algo tan simple como sustituir los caracteres especiales por palabras.

Mi ARROBA correo PUNTO com

5. JavaScript

Escribir la dirección en JavaScript es también da buenos resultados con apenas 0.144 MB de spam en las pruebas que se realizaron. Un ejemplo sencillo sería:

var m = mi';     
m += '@';            
m += 'correo.com'; 
$('.email).append(m);

6. Reemplazar ‘@’ y ‘.’ con su código de carácter

Este método bastante simple se basa en ocultar caracteres claves como la arroba y el punto y poner en su lugar su código. Muy sencillo de usar, aunque el spam se dispara a 1.6 MB en las pruebas realizadas

mi@correo.com

7. Separa el email con comentarios

Otro método muy sencillo que consiste en intercalar comentarios HTML en la dirección de correo para intentar engañar a los robots que reastrean direcciones de correo eletrónico. No es tan efectivo porque se recibieron 7.1 MB de spam.

Mi@correo.com

8. Codificar la URL

De similar eficacia al método anterior, 7.9 MB de spam, esta técnica consiste en codificar la dirección URL, similar al método del punto 6 pero con otra serie de caracteres.

mi%40correo.com

Conclusión

Cualquier método para codificar un correo electrónico funciona. Como referencia, el estudio realizado mostró que al poner un correo en texto plano se recibieron 21 MB de spam. Usando la técnica menos eficaz esta cantidad ya se puede disminuir casi 3 veces.

Si se busca eficacia, los métodos basados en CSS parecen ser los mejores aunque pueden presentar el inconveniente de no ser soportados por todos los navegadores, especialmente algunas versiones para teléfonos móviles con funcionalidades limitadas.

Si la idea es no complicarte demasiado la vida, simplemente con reemplazar ‘@’ por ARROBA y ‘.’ Por PUNTO el spam baja muchísimo, más si tenemos en cuenta que los robots suelen estar programados en inglés y difícilmente interpreten que ARROBA está sustituyendo al signo ‘@’.

Pin It on Pinterest

Share This