En solo 5 años Michael Arrington fundó TechCrunch y logro instalar la compañía como una referencia ineludible en las noticias del sector tecnológico. Ayer, se hizo público que la empresa fue adquirida por AOL sin cifras oficiales pero se habla de una operación de entre 25 y 40 millones de dólares.

Es interesante leer los dos puntos de vista sobre la operación. Por un lado, al propio Arrington donde cuenta los problemas que tenía en TechCrunch que básicamente son el tiempo que le demanda responder a las fallas técnicas y la gestión de los recursos humanos. Esto último aspecto no es menor porque desde un principio Arrington pensó a su red de blogs como una empresa de medios cuya base son los redactores y no los ingenieros.

Por el otro lado, Tim Armstrong, CEO de AOL, dice que TechCrunch pasará a ser una pieza clave en su red de contenidos sobre tecnología y cómo refuerza su posición en el top #5 en el sector de las noticias de tecnología según mediciones de comScore Media Metrix. No hay que perder de vista que AOL ya compró la red de blogs Weblogs INC y con la compra de TechCrunch también llega su red de sitios (, CrunchGear, TechCrunchIT, GreenTech,TechCrunchTV y ;CrunchBase)

Qué gana cada uno con esta operación? Para TechCrunch, como para la mayor parte de blogs que se convierten en líderes de su segmento, el crecimiento les plantea problemas de infraestructura y escala que son muy difíciles de encarar sin un fuerte respaldo detrás. Para AOL, como para la mayoría de las empresas de medios tradicionales, un blog instalado no son solo noticias sino que detrás hay una comunidad y una cultura organizacional que les resulta muy difícil de crear.

Tanto Arrington como Armstrong han hecho hincapié en la libertad editorial que seguirá teniendo TechCrunch para criticar a AOL y sus empresas afiliadas. Más allá que se trata de una declaración de rigor, en el fondo ambos saben en el mundo de las noticias la confianza es un valor esencial.

Pin It on Pinterest

Share This