8617850805_18b5046340_c

El sitio web es hoy el punto central de distribución de contenidos de una organización o empresa. Desde allí se enlaza a redes sociales, se envían newsletter y se pone a disposición de la opinión pública aquella información que se quiera dar a conocer.

Del mismo modo en que elaboramos el texto de un determinado modo según sea destinado a un periódico o leído en un programa de radio, también hay algunos rasgos específicos que suelen tener los contenidos para la web.

Título

Corto, atractivo y fácil de entender. Tres premisas fundamentales para la primera y última oportunidad para despertar la curiosidad del lector para que siga leyendo. Algunos trucos pueden ser realizar juegos de palabras, hacer uso de reivindicaciones populares del momento actual o, en algunos casos, crear cierta controversia que posibilite un debate entre los lectores.

  • Tip: Un título con 60 caracteres o menos aparecerá completo en los resultados de búsqueda de Google, favoreciendo el SEO de la página y facilitando que los usuarios lean el título completo.

Contenido

No hay muchos secretos: Para crear un buen contenido es necesario dedicarle tiempo. Lo ideal, es ir recogiendo ideas, anotarlas y dejar que madure poco a poco. En general, es recomendable que no sea muy largo y que el tema sea relevante para el público al cual se dirige. Además, cuanto más original sea el modo de abordar el tema, mayor es la posibilidad de tener éxito.

Cuando se explora un tema bastante comentado es importante presentarlo desde una nueva perspectiva siguiendo aquella premisa del marketing de «añadir valor» para el lector.

  • Tip: Para estar al día de los temas que más interesan a las personas puede ser de gran ayuda utilizar herramientas como Google Trends, que indica diariamente las búsquedas más populares de Google. También se recomienda estar atento a las redes sociales para saber qué temas son los más votados o comentados.

Estructura

Los estudios sobre lectura indican que los lectores “escanean” las páginas buscando información relevante siguiendo un patrón de lectura en forma de F, es decir, de izquierda a derecha y de arriba abajo, prestando más atención al primer párrafo.

Por lo tanto, la estructura del texto tiene que tener cierto ritmo que invite a descubrir el contenido.  El primer párrafo debe ser llamativo y resumir el contenido del artículo. Para facilitar la lectura, es aconsejable que haya una clara separación entre párrafos, que los mismos no sean muy extensos, emplear subtítulos, imágenes, viñetas, negrita, cursiva y cualquier otro recurso visual que ayude a recorrer el texto con agilidad antes de una lectura con mayor detenimiento.

  • Tip: Utilizar imágenes siempre que sea posible. Los lectores son extremamente visuales y añadir una imagen junto a la parte más relevante del texto atraerá la atención a ese punto.

En síntesis

Crear contenido para la web que interese a los usuarios requiere seguir ciertas premisas. Claridad, consistencia y apoyos visuales par ala información resultan aspectos fundamentales. También hay que considerar que la redacción en Internet suele ser un poco más informal, lo cual no implica dejar de lado una ortografía y gramática correctas.

Pero el contenido en la web explota plenamente cuando aparece la interacción. Por ello, es importante incentivar la participación de los lectores y seguir otros sitios web de temática similar e integrarse a las comunidades virtuales para lograr visibilidad. Además, no necesariamente hay que ver a sitios similares como competidores sino que pueden ser aliados para intercambiar ideas, consejos y así aumentar el tráfico de visitas.

Con la colaboración de WebSite X5 ® – Fotografía:  adesigna

Pin It on Pinterest

Share This