Si los navegadores web fuesen un automóvil, el motor de renderizado sería su propulsor. Esta vital pieza de software se encarga de interactuar con el servidor web para recuperar los archivos, dibujar la página web en pantalla y gestionar la descarga de archivos y plugins. En pocas palabras, el corazón de un navegador.

Por eso tiene relevancia que Opera haya anunciado que deja Presto, el motor de renderización que desarrolló por 18 años, para pasarse al software de código abierto WebKit

Actualmente WebKit es utilizado por Safari y Google Chrome. Internet Explorer usa su propio motor llamado Trident, mientras que Firefox emplea Gecko que fue desarrollado teniendo en mente el soporte de estándares libres.

Si bien Opera tiene una cuota de participación muy baja a nivel mundial entre los navegadores es el responsable de muchos de las principales innovaciones que vemos hoy: navegación por pestañas, mouse gestures y uso de ventanas en la página inicial. Además, fue uno de los primeros en vislumbrar el que futuro de la navegación estaba en los dispositivos móviles y hacia allí concentraron sus esfuerzos hace tiempo.

La decisión de Opera tiene que ver justamente con concentrarse en estos aspectos y dejar de invertir tiempo en su propio motor de renderiza, según señala Bruce Lawson,  miembro del Developer Relations Team de Opera, en una interesante entrevista

Además de estos cambios visibles para el gran público, Opera también es responsable de muchas tecnologías que hoy utilizan los desarrolladores de sitios web como media queries, soporte para html5 y soporte de video nativo sin necesidad de plugins.

¿Qué significa en la práctica este cambio para los diseñadores y desarrolladores web? En principio, nada si se ha programado siguiendo los estándares web aunque conviene tener en cuenta dos cuestiones:

  1. Las nuevas versiones mantendrán el soporte nativo para reproducir formatos WebM, Ogg Theora y Ogg Vorbis media pero no H.264 o MP3 que deben estar presentes como códecs en el sistema operativo.
  2. El objeto windows.opera no existirá más. Por lo tanto, no es un método aconsejable para detectar el tipo de navegador y se propone sustituir esta técnica por otras más extendidas como Modernizr o hand-rolling.

Además, hay que tener el cuenta que el prefijo -0 que se utiliza en CSS también va a desaparecer.

Pin It on Pinterest

Share This