Según cuenta la biografía, un ingeniero le mostraba entusiasmado a Steve Jobs un nuevo método para generar figuras geométricas en pantalla cuando este lo interrumpió para preguntarle si se podían crear rectángulos con bordes curvos. Ante la respuesta negativa, Jobs despachó al ingeniero y le dijo que solo volviera con una solución que los considerara.

La anécdota pretenece al proceso de desarrollo la primera Macintosh y muestra la obsesión de Jobs por esos pequeños detalles que la mayoría pasaba por alto. Sin embargo, el instinto de Jobs estaba en lo cierto: las figuras de bordes curvos son más fáciles de procesar e interpretar para las personas.

Un estudio del Barrow Neurological Institute (PDF aquí) sugiere que la percepción de las esquinas varía según sea su angulación. Los bordes rectos generan tensión porque suponen cambios bruscos en el recorrido visual. Por el contrario, las esquina curvas ayudan a focalizar la atención hacia el interior de los recuadros. El ojo prefiere las transiciones suaves y los cambios de sentido graduales -como lo sugieren las curvas- a los cortes abruptos que presenta un ángulo recto.

Mirando el siguiente gráfico, ¿cuál diagrama es más fácil de seguir?

El primero casi que invita a recorrer el sentido de las flechas, mientras que el segundo nos obliga a tomar una decisión y casi que miramos el final antes de saber por qué lado seguir.

Otro artículo (PDF) que analiza el fracaso en el rediseño del logo de GAP, señala que las líneas curvas están presentes en los niños cuando comienzan a dibujar. Trazar ángulos rectos requiere de un aprendizaje y tendemos a evitarl bordes afilados porque en la realidad representan una amenaza.

Keith Lang tiene un interesante post sobre el tema donde plantea que entre un cuadrado y un círculo del mismo tamaño nos resulta más fácil de comprender este último.

El cuadrado de bordes curvos se situa, entonces, en un punto intermedio. Las guías de estilo de Apple alientan su uso porque representan una metáfora más cercana para la interfa de usuario: en el mundo real, los botones para tocar suelen ser curvos. Inclusive si vemos el hardware de Apple podemos reconocer bordes curvos en casi todos sus productos.

En tu caso, ¿utilizás bordes curvos en tus diseños? ¿Por qué? Tus comentarios son bienvenidos.

Pin It on Pinterest

Share This