Cuando alguien se inicia en un tema es normal que cometa errores, nadie nace enseñado. Pero por suerte otros empezaron antes que tú en el maravilloso mundo del email marketing y cometieron fallos de principiantes. Para que no tropieces con la misma piedra y puedas hacer la mejor de tus campañas des del inicio te presentamos los diez errores de e-mail marketing más comunes.

¿Cuáles son los errores de mailing más habituales?

1) No segmentar los contactos

Una vez tienes tu base de datos limpia y actualizada es aconsejable ordenar y segmentar tus contactos, es decir, crear listas de correo. No todas las campañas que elabores irán dirigidas a la totalidad de tus usuarios, ya que estos difieren en sus intereses o aficiones.

Crea listas según el sexo, edad, zona geográfica, interés al suscribirse… y envía la campaña solo a la lista que le pueda interesar. Si no haces una buena segmentación, a parte de perder tiempo, ganarás mala reputación.

2) No planificar las campañas de emailing

Parece una tontería pero es fundamental planificar antes de empezar a crear. Marca en el calendario los días en los que deben salir las campañas y organiza tu trabajo para que no tengas que realizarlas a último momento.

Es importante que tengas en cuenta las fechas especiales como el día de la madre, Black friday, San Valentín… Planea algo especial para esos días, piensa las ideas con antelación y que cuando se acerque el momento solo tengas que ejecutarlas.

3) No tener dominio de empresa

En el mundo del email marketing es aconsejable tener un nombre de dominio propio y autentificarlo. Cuando un usuario recibe una newsletter, que en el email del receptor aparezca el nombre de tu empresa otorga seriedad y confianza, es decir que sea alex@mailify.es y no alex@yahoo.com.

Un dominio propio autentificado te da credibilidad y demuestra que te preocupas por tu imagen. A la vez, ayuda a crear marca personal y los destinatarios ya se quedan con el nombre de la empresa y te asocian a ella. También te permite optimizar la entregabilidad de tus campañas.

4) No usar una aplicación de email marketing intuitiva

Muchas personas deciden empezar a enviar sus newsletters usando su servidor de correo habitual como Yahoo, Hotmail, Gmail…Estos servidores no han sido creados para elaborar correo masivo, de manera que la mayoría de proveedores lo van a bloquear o marcar como spam.

Es necesario usar una aplicación de mailing profesional como Mailify, diseñadas para ello. Estas herramientas son muy intuitivas y disponen de todo lo esencial para elaborar una campaña profesional (editor gráfico, estadísticas, gestión de contactos…).

5) Comprar bases de datos

Uno de los errores más comunes en un inicio es comprar bases de datos de correos para incrementar tu lista de suscriptores. Eso nunca debes hacerlo. Tienes que ir ganando suscriptores poco a poco e ir creando una base de datos de calidad.

La mejor manera de ganar suscriptores es usar un lead magnet atrayente, es decir, un gancho para que los usuarios que navegan por la web se suscriban a tu newsletter. En el caso que hablemos de una tienda física es cuando el dependiente se limita a pedir los correos a los clientes para enviarles información.

6) Enlace de baja y remitente 

Hay detalles que fácilmente pueden pasarnos por alto pero son imprescindibles. Es obligatorio por ley incorporar el enlace de baja (enlace para cancelar la suscripción) y la información corporativa de la empresa (dirección, nombre, CIF, país, ciudad y teléfono). Normalmente esta información se incluye al final de la newsletter.

La mayoría de aplicaciones de e-mail marketing obligan a incorporarlo a la hora de crear la campaña, pero a día de hoy aún llega alguna campaña sin esa información.

7) Plantillas para newsletters no responsive

EL 78% de los usuarios usan el smartphone para revisar su correo. Parece mentira pero a día de hoy aún nos siguen llegando correos que no se adaptan correctamente al tamaño de la pantalla del dispositivo, es decir, no tienen un diseño responsive. Es obligatorio que nuestras newsletters gocen de un diseño responsive.

8) Evita uso de spamwords

El asunto de la campaña de mailing es un tema muy relevante ya que va a determinar que el destinatario abra o no el mensaje. Evita usar palabras como gratis, oferta o compra ya. Es necesario crear curiosidad e intriga con el asunto y hacerlo atractivo, para que impulse a saber que hay dentro del correo.

9) Asunto, mensaje y call to action no optimizado

Cuando elaboramos una campaña debemos tener en mente un conjunto de parámetros: no debemos escribir textos demasiado largos, debemos usar imágenes nítidas e informativas y no olvidarse de elementos como las llamadas a la acción o los botones de las redes sociales.

Los textos demasiado extensos recargan la vista del lector y aburren. Hay que realizar titulares llamativos que inciten a hacer clic para seguir leyendo en la web, usar la negrita para resaltar palabras clave e incorporar imágenes en formato PNG que no sean superiores a 1MB.

Las llamadas a la acción deben resaltar pero eso no implica ponerlas en colores estridentes, utilizando un tamaño de letra mayor ya funciona. Se recomienda ubicarlas en mitad del correo o al final.

10) No mirar las estadísticas

Las herramientas de email marketing ofrecen un conjunto de estadísticas sobre tu campaña. Indican la tasa de apertura, la tasa de clics en los enlaces, el número de bajas que ha tenido lugar… Estudiarlas es básico para saber la efectividad de tus envíos y mejorar las futuras campañas

Estos diez son los errores más comunes que se realizan en los inicios del email marketing, errores que por suerte tu ya no cometerás. Ahora es solo cuestión de ir creando campañas e ir conociendo a tus destinatarios para hacer las newsletters cada vez más ajustadas a sus intereses.

 

Lidia Canals. Graduada en Biomedicina y en Comunicación e Industria Cultural por la Universidad de Barcelona. Content Manager Junior en la empresa Mailify, redactora en el webzine musical Eargasmweb y apasionada del pop melancólico y la narrativa contemporánea del SXX.

Pin It on Pinterest

Share This