Manejar un automóvil de forma remota ya no es ciencia ficción. Telefónica y Ericson permiten experimentar la conducción remota a través de la red 5G en el Mobile World Congress (MWC) que se está desarrollando en Barcelona. Se trata de la primera demostración de este tipo que se puede experimentar en tiempo real y muestra dos capacidades claves de las nuevas tecnologías móviles para transmisión de datos: alta capacidad y baja latencia.

El conductor, en una ubicación remota, tiene la experiencia de estar dentro del auto gracias al video 4K en streaming, y a los sensores que transmiten información del vehículo al asiento, así como al control y respuesta háptica del volante. Una de las aplicaciones más avanzadas de la llamada “comunicación háptica” -también conocida como “Internet táctil”-, es la posibilidad de controlar máquinas, incluidos vehículos, a través de conexiones inalámbricas.

La demo utiliza el espectro de alta frecuencia de 15 GHz, con haces ultraestrechos que monitorean los automóviles desde la estación base 5G, situada a 70 km en el circuito de pruebas de Applus en Idiada, para así garantizar la fiabilidad y latencia ultrabaja de la red de transporte que conecta los automóviles con la Fira. Varios vídeos en 4K suministran una percepción sensorial con todo detalle al conductor remoto.

Esta prueba demuestra el potencial del 5G para descubrir nuevas oportunidades en los mercados como el sector automotriz.

Esta demostración, que estará presente tanto en el stand de Telefónica como el de Ericsson en el MWC 2017, es la primera aplicación de su clase y ha sido desarrollada con tecnología líder por los socios participantes: La red 5G construida por Ericsson y operada por Telefónica, los sensores y el sistema háptico desarrollados por KTH y las capacidades de prueba de Idiada.

Comentarios

comentarios

Pin It on Pinterest

Share This