Abrir un email del trabajo. Compartir fotos de la familia. Agendar una reunión en un calendario sincronizado. Cada vez son más las actividades que realizamos en red y cada vez es más importante la cantidad de datos que corremos el riesgo de dejar expuestos.

No hace falta tener almacenada la fórmula de la Coca Cola. Cualquier dispositivo conectado a Internet es un potencial blanco de cibercriminales por una sencilla razón: nuestra computadora, Tablet o teléfono se puede transformar en parte de un ejército destinado a sabotear un sitio con una simple orden remota.

Steganos Privacy Suite, herramientas para añadir una capa de seguridad extra a tu vida digital. usuarioFotografía: Hannah Wei

Para prevenirlo, existen una serie de prácticas de seguridad básicas: mantener actualizado el sistema operativo, contar con un firewall que proteja la conexión a la red, emplear un antivirus para revisar los archivos que se alojan en el disco y tener precaución con cualquier correo extraño que nos invite a bajar archivos, proporcionar una contraseña o ganar dinero fácil.

Sin embargo, existen algunas soluciones específicas para quienes están interesados en dotar a su computadora de una capa de protección adicional: las suites de privacidad. En este apartado se engloba Steganos Privacy Suite, una utilidad enfocada en que los datos privados sigan siendo privados.

Comenzando con Steganos Privacy Suite 18

La instalación de la suite es sencilla y no presenta mayores obstáculos. Una vez finalizada tendremos una pantalla inicial muy clara que nos muestra las utilidades disponibles. Además, una barra lateral nos muestra el nivel de seguridad del sistema. E

Esto puede prestarse a la confusión: el nivel de seguridad no se basa en una revisión general de la computadora y su configuración; se trata más bien de la cantidad de utilidades del programa que usamos. Si tenemos todo activo, el nivel de protección llega al 100%.

Una interfaz clara y sencilla engloba a todos los programas.

Archivos seguros

Steganos Privacy Suite 18 tiene diferentes utilidades destinadas a proteger nuestros archivos. Básicamente, lo que hace es encriptarlos para que su contenido sea muy difícil de visualizar por extraños. Recordemos: niveles de protección del 100% son imposibles aun para firmas que gastan millones.

Steganos Safe se encarga de crear un área segura. Todos los archivos que coloquemos dentro estarán encriptados. Sería una especie de caja fuerte donde colocamos el contenido que es valioso. La encriptación se puede realizar de tres modos diferentes:

  • En nuestro disco rígido local
  • En un dispositivo portable (pen drive, disco externo, etc.)
  • En archivos en la nube (Dropbox, Google Drive, One Drive, etc)

Steganos Safe permite cifrar archivos locales, en unidades extraíbles o en la nube.

El proceso resulta sencillo y transparente para el usuario. Otra opción interesante es que el contenido esté oculto además de encriptado. Es decir, que si esas cosas dejamos nuestra computadora al alcance de un extraño no podrá ver el contenido oculto si utiliza el administrador de archivos de Windows. Una herramienta más destinada a poner archivos fuera del alcance de miradas indiscretas.

Un administrador es la clave

Todo servicio en red comparte una misma característica: es necesario identificarse con una contraseña. Desde el cajero automático hasta Facebook, si olvidamos la calve no podremos hacer nada.

Una solución chapucera consiste en usar siempre la misma clave. Un error muy frecuente pero no por ello menos grave: es como tener una única llave para acceder a diferentes puertas de entrada. Quien encuentre la llave, podrá ingresar a cualquier lado.

Los expertos en seguridad recomiendan utilizar siempre una contraseña diferente cada vez que sea posible. Y si no se puede, establecer diferentes niveles de seguridad según lo sensible que es el servicio que estemos usando (por ejemplo, la contraseña del home banking no se debería compartir con ningún otro servicio).

En la práctica, lo que termina ocurriendo es que olvidamos las claves. Para estos usuarios, existen los gestores de claves. Si bien no es la solución ideal porque todas las claves están protegidas con una contraseña maestra; muchos usuarios emplean esta alternativa.

El gestor de claves es sencillo de usar, pero no se pueden crear carpetas para organizar los datos.

Steganos cuenta con una utilidad de este tipo muy sencilla. De hecho, demasiado sencilla para mi gusto. No incluye la posibilidad de agrupar clave, crear carpetas o subcarpetas tal como sí tienen otros programas del estilo. En fin, está destinado a un uso muy básico.

Cifrando los mensajes y más

Steganos Privacy Suite 18 permite cifrar el correo electrónico, esto es, que si alguien intercepta algún mensaje no pueda leerlo de manera tan sencilla (recordemos: el 100% de seguridad no existe). Además, podemos hacer que los favoritos del navegador sean privados y contamos con un par de utilidades para borrar nuestros rastros.

Destructor se encarga de borrar los archivos que borramos. Puede parecer redundante pero no lo es. En la práctica, cuando borramos un archivo va a la papelera de reciclaje. Y si lo eliminamos de aquí siguen quedando rastros ¿Por qué?

Porque los sistemas operativos de las computadoras personales realizan un borrado lógico, es decir, el archivo borrado queda marcado como borrado (para que ese espacio pueda ser usado posteriormente). Como tachar el nombre de una persona de una lista de invitados: el lugar que esa persona ocupaba está disponible, pero sus datos siguen estando disponibles.

TraceDestructor tiene la misma tarea, pero con nuestros pasos online. Se encarga de borrar todas las huellas que dejamos mientras usamos Internet.

Conclusión

Steganos Privacy Suite 18 proporciona herramientas que agregan una capa de seguridad extra al software estándar como antivirus y firewall. La suite puede resultar atractiva para aquellos que manejan información sensible y quieran dejar sus datos resguardados. Pero, hay que aclararlo, no sustituye al empleo de prácticas seguras en el uso de dispositivos digitales.

La instalación y configuración de la suite es sumamente sencilla y no presenta mayores inconvenientes aun para usuarios novatos en estos temas. Los programas tienen una interfaz clara y las opciones son fáciles de comprender. Se nota que hay mucho trabajo en este sentido porque el cifrado de archivos no es precisamente un tema sencillo o al cual el público no especializado esté habituado.

Sin embargo, también hay que reconocer que para los más expertos algunas herramientas disponibles pueden quedar cortas. Por ejemplo, el gestor de contraseñas puede funcionar bien para algunas decenas de claves. Pero, si manejamos unas 100 contraseñas (puede parecer mucho, pero no lo es si tenemos una vida digital intensa) es difícil hacerlo sin tener un sistema de catalogación como carpetas y subcarpetas.

Otra cuestión a considerar es que varias de las soluciones que ofrece esta suite también están disponibles en software libre, lo cual tiene la ventaja de que hay una comunidad de expertos que puede revisar y proponer mejoras al programa si encuentra un error. Por contrapartida, también hay que admitir que a veces veces los desarrolladores de software libre no se preocupan demasiado por la interfaz y el manejo de estos programas puede no resultar sencillo para aun novato.

En definitiva, Steganos Privacy Suite 18 es una buena alternativa para aquellos usuarios no expertos preocupados porque los datos que almacena en su computadora puedan hacerse públicos.


Also published on Medium.

Comentarios

comentarios

Pin It on Pinterest

Share This