La velocidad de acceso a un sitio es un aspecto clave de la experiencia de usuario. Y  muchas veces no se tiene en cuenta.

La performance de un sitio web pasa por muchos aspectos: un diseño pensado para mostrarse con rapidez, buena programación, uso de técnicas de optimización, un hosting eficiente y, si es necesario, una CDN para mejorar la distribución de contenido en diferentes países. Una mala performance no es solo cuestión de gusto: impacta diferctamente en las conversiones de una web.

Esta infografía muestra el costo de un sitio web lento. El 57% de los usuarios abandona una web después de los 3 segundos. Hay más: por cada seguro de demora en la carga de una página cae un 16% la satisfacción de los usuarios y se pierden un 7% de conversiones. Aquí más detalles.

Vía Mashable

Comentarios

comentarios

Pin It on Pinterest

Share This